Quito. Un juzgado sentenció a los periodistas Juan Carlos Calderón y Cristian Zurita a pagar un millón de dólares cada uno al presidente Rafael Correa, quien los demandó por daño moral luego de que publicaran un libro acerca de los contratos entre un hermano del mandatario y el Estado.

El juzgado quinto de lo civil, en su sentencia del 6 de febrero de 2012 argumentó que el fallo busca reparar "la afrenta irrogada, por el hecho de haber perjudicado a Correa, en su honra, dignidad, buen nombre, prestigio profesional dentro del país y fuera de él".

La sentencia dispone "como resarcimiento o indemnización, a título de reparación del daño moral causado al actor (Correa) y al pago de un millón de dólares, que cada demandado pagará al demandante".

Calderón dijo que la primera acción junto será la apelación a la Corte Provincial, y sigue la pelea. Es una forma de castigar el trabajo periodístico. Es una cifra absurda irracional", dijo el periodista respecto a la sentencia judicial.

"Se da esta sentencia cuando es evidente que el presidente (Correa) no ha presentado una sola prueba. Se hizo público el pedido de la jueza que llamó dos veces al presidente para que presente alguna prueba en firme del supuesto daño moral, de dolor físico, daño patrimonial, afectación sicológica, daño laboral, y nada de eso ha probado", señaló.

Esa sentencia "da un millón de dólares a una persona que no ha demostrado que ha sido afectado... con esto el presidente va a ser un nuevo 'virtual' millonario. 'Virtual' porque no tenemos esa plata y porque no vamos a ceder aunque fuera por un dólar", añadió.

Zurita aseveró en rueda de prensa que "el presidente debe entender que si cree que ganó, está equivocado, la historia lo demostrará".

Alembert Vera, abogado de Correa, dijo a la agencia oficial de noticias Andes que "la decisión de la justicia es un antecedente muy bueno, un triunfo de la democracia, del respeto, de la dignidad y del honor".

Con la sentencia queda demostrado que los periodistas "mintieron y difundieron una falacia con un afán de lucro".

Añadió que "no he informado al presidente Correa sobre la resolución ... por lo que no conozco si el mandatario podría perdonar a los acusados". Correa no se ha referido sobre si recibirá el dinero en caso una sentencia ejecutada, pero ha señalado que si los periodistas se disculpen y admiten que mintieron, los perdonará.

El juzgado quinto de lo civil de la provincia de Pichincha, cuya capital es Quito, desde febrero de 2011 tramita un proceso judicial en el que Correa pedía 5 millones de dólares a cada uno de los dos periodistas como indemnización por el daño moral, dolor físico, afectación patrimonial, entre otros, que dijo le han causado.

Calderón y Zurita publicaron en junio del 2010 el libro El Gran Hermano, donde revelan detalles de presuntos contratos por 600 millones de dólares entre el Estado y empresas vinculadas a Fabricio Correa, hermano mayor del presidente.

Correa en un principio dijo que de ganar el juicio donaría el dinero a un proyecto ambiental, pero posteriormente señaló que iba a pensar en el destino final de ese dinero.