Durante su visita a un refugio de venezolanos en la ciudad de Manaos, en el Amazonas brasileño, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, prometió que Estados Unidos apoyará a los ciudadanos que han huido de su patria hasta que se restaure la democracia en el país sudamericano.

“Estoy aquí para traer un mensaje en nombre del presidente Donald Trump y el pueblo estadounidense. Estamos con ustedes y seguiremos con ustedes hasta que se restaure la democracia en Venezuela”, aseguró.

Pence también criticó al presidente venezolano, Nicolás Maduro, cuyo “liderazgo fallido”, dijo, ha causado la crisis.

El refugio de la iglesia de Santa Catarina alberga a unas 120 personas y abrió hace un mes para ayudar a hacer frente al flujo de miles de venezolanos que llegan a Brasil desde que la nación de Maduro entró en lo que parece ser una crisis son salida fácil.

En respuesta, desde Caracas, Maduro llamó “culebra venenosa” a Pence.

Presión

Tras concluir su visita por Brasil, Pence viajó a Ecuador para reunirse con el presidente Lenín Moreno .

Durante su trayecto, un grupo de senadores demócratas suscribió una carta al vicepresidente para que exprese la preocupación de gobierno estadounidense por la protección al fundador de Wikileaks, Julian Assange, refugiado en la Embajada ecuatoriana en Londres.