Washington. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, acusó al fiscal general William P. Barr de mentir al Congreso, hecho que aumenta la disputa entre los líderes demócratas de la Cámara de Representantes y el secretario de Justicia.

“Mintió al Congreso”, dijo Pelosi sobre Barr durante una conferencia de prensa. “El fiscal general de Estados Unidos de América no estaba diciendo la verdad al Congreso de Estados Unidos. Eso es un delito”.

La acusación de Pelosi se derivó de una respuesta que el propio Barr hizo al Congreso sobre el informe que realizó el fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa en las elecciones del 2016.

Barr expresó que no sentía ninguna preocupación de que el informe de Mueller revelara escenarios en los que el presidente Trump estuviera vinculado con los rusos. Lo hizo a través de un resumen de cuatro páginas.

Sin embargo, la carta que filtró Mueller revela que lo presentado por Barr “no capturaba completamente el contexto, la naturaleza y el contenido” de su investigación.

Al preguntarle a Pelosi si Barr debería ser encarcelado por mentir al Congreso, Pelosi respondió: “Aquí hay alguien involucrado” con una mentira.

Respuesta

Sus comentarios provocaron una rápida crítica de parte de la vocera del Departamento de Justicia, Kerri Kupec, quien indicó en un comunicado: “El infundado ataque de Pelosi contra el fiscal general es imprudente, irresponsable y falso”.

Durante la conferencia de prensa, Pelosi también señaló que uno de los motivos de acusación contra el expresidente Richard Nixon fue por ignorar las citas del Congreso para que acudiera a declarar.

Los demócratas han criticado durante las últimas semanas al gobierno de Trump porque elementos de su equipo no han acudido a las citas que los diferentes comisiones les han girado para que acudan a declarar.

La conferencia de prensa de Pelosi se produjo poco después de que Barr no se presentara a la audiencia del Comité Judicial de la Cámara de Representantes para que hablara sobre su comportamiento respecto al informe de Mueller.

Los demócratas prepararon el escenario para destacar la ausencia de Barr: cámaras de televisión, guardias de seguridad armados, legisladores listos en el estrado y una silla vacía junto a la mesa de testigos en la que se podía ver una placa con el nombre de Barr.

Los demócratas consideran la acción de Barr como un desaire al Congreso. Todo indica que el tema será explotado durante las campañas del 2020.