El presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, firmaron un preacuerdo para un gobierno de coalición "profundamente progresista", declaró Sánchez. "Lo que era una oportunidad histórica en abril, ahora es una necesidad histórica", dijo por su parte Iglesias.

Antes de explicar en qué consiste este acuerdo, ambos líderes han firmado los documentos. Sánchez ha declarado que las dos formaciones ya se habían comprometido a desbloquear la situación.

Pablo Iglesias señaló que se trata de un "preacuerdo para un gobierno de coalición progresista que combine la experiencia del PSOE con la valentía de Unidas Podemos". Y ha añadido: "Es tiempo de dejar atrás cualquier reproche y trabajar codo con codo".

Pedro Sánchez señaló que será un gobierno "profundamente progresista", en el que "lo único que no cabrá es el odio y la confrontación entre españoles". Ha concretado de que se trata de un proyecto para cuatro años, que "nace con el propósito de abrirse a otras fuerzas políticas".

Según informa Europa Press, ambos líderes estuvieron hablando a lo largo del día de ayer y lograron alcanzar un principio de acuerdo que hoy será anunciado por ambos en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, tras la reunión que celebran en el Parlamento.

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, confirmó en su cuenta de Twitter, antes de que lo confirmaran los partidos, que ambas formaciones alcanzaron un acuerdo para un gobierno de coalición.

En este acuerdo se comprometen ambas formaciones a "garantizar la convivencia en Cataluña" y la "normalización" de la vida política fomentando el diálogo "siempre dentro de la Constitución". El documento, avanzado, precisa que las dos formaciones tienen abierta aún una negociación sobre la estructura y el funcionamiento del nuevo gobierno, que perseguirá situar a España como "referente de la protección de los derechos sociales en Europa, tal y como los ciudadanos han decidido en las urnas".

El PSOE obtuvo 120 escaños en las elecciones del domingo, mientras que Unidas Podemos y las confluencias lograroin 35. Entre ambas formaciones, por tanto, suman 155, por debajo de la mayoría absoluta en el Congreso (de 176).

Sánchez e Iglesias sólo han contado para este acuerdo con un núcleo muy próximo de colaboradores. Por parte de Iglesias sólo la portavoz parlamentaria, Irene Montero, mientras que el presidente del Gobierno lo hizo con su jefe de Gabinete, Iván Redondo, y la portavoz parlamentaria y número dos del partido, Adriana Lastra, informa Servimedia.

Tras la escenificación del principio de acuerdo que han confirmado varias fuetes a Servimedia, Sánchez e Iglesias mantendrán una reunión para abordar más detalles de la configuración del próximo Ejecutivo.

Ayer, el ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, advirtió de que su partido no apostará por la gran coalición y ha dejado claro que no ve otra alternativa que un gobierno progresista.

El dirigente socialista calificó la situación salida de las urnas como "compleja" y de "política muy dinámica", que exigirá "mucho trabajo". Pero dejó claro que el compromiso del PSOE es el de "tratar de articular esta realidad compleja para plantear un gobierno de carácter progresista".

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha saludado el preacuerdo alcanzando entre PSOE y Podemos para formar un gobierno y ha recalcado que su formación trabajará para que éste sume mayoría. "Nunca es tarde si la dicha es buena", aseguró Errejón en su perfil de Twitter a los pocos minutos de conocerse el preacuerdo y poco antes de que Sánchez e Iglesias lo den a conocer en una declaración conjunta.