El socialista Pedro Sánchez no consiguió ser investido este jueves presidente del Gobierno español en una segunda votación en el Congreso de los Diputados, lo que eleva las probabilidades de que se repitan las elecciones.

Después de semanas de acaloradas negociaciones, Sánchez no logró ganar el apoyo que necesitaba de la formación izquierdista Unidas Podemos.

Los diputados estaban anunciando todavía uno por uno el sentido de su sufragio cuando se comprobó que el número de abstenciones y de votos negativos alcanzaba ya un umbral que significaba una derrota para Sánchez.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) de Sánchez, que obtuvo el mayor número de escaños en las elecciones de abril, pero quedó lejos de la mayoría absoluta, tiene ahora hasta finales de septiembre para intentar otra investidura.

Si no lo intenta o no tiene éxito, se celebrarán nuevas elecciones el 10 de noviembre, los cuartos comicios en España en los mismos años.

erp