Hong Kong. El más importante partido prodemocracia de Hong Kong no participará en las elecciones legislativas de diciembre, ya que ninguno de sus miembros se inscribió antes de la fecha límite fijada por el propio partido para el día de ayer 11 de octubre.

Ello significa de hecho un boicot a los comicios de parte de la oposición prodemocrática de la ciudad, pues incluso el ala más moderada del movimiento decidió que no valía la pena participar en ellos.

El lunes por la noche, el Partido democrático de Hong Kong indicó que ninguno de sus miembros había sido candidato al cerrarse las inscripciones.

Ello constituye un revés para el gobierno hongkonés, que asegura que este territorio semiautónomo conserva un pluralismo político, pese a que numerosas figuras de la oposición han sido encarceladas e impedidas de presentarse a las elecciones.

El gobierno chino impuso a principios de año un nuevo sistema político en el que todas las personas que se presenten a un cargo deben ser objeto de una verificación para garantizar su lealtad política y que no constituyen una amenaza para la seguridad nacional.

Las autoridades chinas son sensibles a todo aquello que pueda sembrar dudas sobre este nuevo sistema reformado, que se dice "reservado a los patriotas".

En los últimos dos años China ha incrementado su actividad jurídica para recuperar el control político de Hong Kong.

Operativos

Decenas de miembros de las tríadas en Hong Kong fueron detenidos en una serie de operaciones contra bandas organizadas que hacen contrabando hacia China continental a bordo de lanchas rápidas, indicó ayer la policía.

El contrabando es desde hace años una de las principales actividades de las tríadas, bandas criminales presentes tanto en Hong Kong como en el continente, y el fenómeno ha crecido desde la pandemia del coronavirus.

La policía lanzó una gran operación tras la muerte de un oficial de la marina cuando su barco fue embestido por contrabandistas.