Ciudad del Vaticano.- El Papa Francisco exigió a los nuevos cardenales, a los cuales entregará el birrete colorado el próximo 22 de febrero, recibir su nombramiento con espíritu sobrio y humilde, alejados de toda expresión de mundanidad.

El Vaticano dio a conocer este lunes el contenido de una carta enviada por el pontífice a los 19 "purpurados", los primeros de su pontificado, cuyos nombres fueron dados a conocer por él este domingo en la Plaza de San Pedro.

"El cardenalato no significa ni una promoción, ni un honor, ni una condecoración, simplemente es un servicio que exige ampliar la mirada y alargar el corazón", escribió Jorge Mario Bergoglio.

Aseguró que, aunque parezca paradójico, el "poder mirar más lejos y amar más universalmente, con mayor intensidad" se puede adquirir sólo siguiendo el mismo camino de Cristo: el sendero del abajamiento y de la humildad, tomando forma de servidor.

En el texto, redactado en italiano, el Papa pidió a cada uno de los nuevos cardenales que lo ayuden con "fraterna eficacia" en su servicio a la Iglesia universal.

"Por eso te pido, por favor, de recibir esta designación con un corazón simple y humilde. Y, si bien deberías hacerlo, procura que este sentimiento sea lejano a cualquier expresión de mundanidad, de cualquier festejo extraño al espíritu evangélico de austeridad, sobriedad y pobreza", apuntó.

Francisco se despidió convocando a los cardenales al próximo 20 de febrero, cuando todos los purpurados del mundo comenzarán dos días de reflexión sobre el tema de la familia en El Vaticano.

El primer Consistorio para la creación de cardenales del pontificado de Bergoglio tendrá lugar el 22 de ese mes, fiesta de la Cátedra de San Pedro. De los 19 cardenales consagrados, 16 son menores de 80 años y por ello pueden ingresar a un Cónclave para elegir futuro Papa.

mfh