El Papa Francisco condenó este miércoles los actos terroristas perpetrados en los últimos días en Australia, Pakistán y Yemen, además de pedir un minuto de silencio por las víctimas.

Al finalizar la audiencia general de los miércoles, presidida ante más de 15,000 personas congregadas en la Plaza de San Pedro del Vaticano, el líder católico dirigió unas palabras a los familiares de los fallecidos en esos atentados.

Ahora quisiera rezar junto con ustedes por las víctimas de los deshumanos actos terroristas registrados en los últimos días en Australia, Pakistán y Yemen , dijo.

El señor acoja en su paz a los difuntos, conforte a los familiares y convierta los corazones de los violentos que no se detienen ni siquiera ante los niños , agregó.

Durante la audiencia, el líder católico reflexionó sobre la cercanía de la Navidad y sostuvo que esta fecha debe hacer recordar que Jesús quiso nacer en el seno de una familia, en un pequeño y apartado pueblo del Imperio Romano.

erp