El padre de Florence Cassez saludó el jueves la eventual liberación de su hija encarcelada en México como "un gran paso", pero dijo "mantenerse muy prudente", después del anuncio de una propuesta en este sentido del relator ante la Corte Suprema.

"Es un gran paso, pero hay que permanecer prudente, porque hemos sufrido muchas decepciones", declaró Bernard Cassez en Dunkerque, después del anuncio hecho en la víspera por la Corte Suprema mexicana según la cual el relator propondrá la liberación de la joven.

"Ayer hablamos por teléfono con Florence, como todos los días, pero aún no se conocía la noticia", continuó Cassez.

"Hoy nos mantenemos a la espera. Desgraciadamente, hay que esperar aún unos quince días, será largo, sobre todo para ella. Esperamos", declaró.

"Se sabe que desde hace muchos meses la justicia mexicana da pruebas de independencia, de soberanía y de integridad. Estoy confiado en la decisión de la Corte Suprema", había declarado el miércoles en la noche a la AFP Franck Berton, abogado francés de Florence Cassez.

La audiencia debe tener lugar el 21 de marzo, según el abogado, que no pudo precisar si la decisión sería comunicada inmediatamente o después.

La francesa fue detenida el 8 de diciembre de 2005 en compañía de su ex pareja Israel Vallarta, sospechoso de dirigir un grupo acusado de una decena de secuestros y de un homicidio.

El 9 de diciembre, la policía federal mexicana puso en escena un falso operativo con la detención de Florence Cassez y de Vallarta para ser filmado por la televisión y presentado como reportaje en directo.

Hace exactamente un año, Florence Cassez había presentado un recurso ante la Corte suprema, después del rechazo de una primera apelación a comienzos de febrero de 2011.

RDS