Madrid. El presidente español, Peel día de ayer al líder del partido Unidas Podemos, Pablo Iglesias, de haber roto unilateralmente las negociaciones (de investidura) y “tratar de justificar” con su consulta a las bases que votará no, porque está “encasillado en una posición maximalista”, pese a las cinco propuestas del PSOE, que llegó incluso a ofrecerles entrar en el Ejecutivo.

En entrevista con la Cadena SER, Sánchez dijo que “la consulta de Iglesias a la militancia es una ruptura unilateral de la negociación, un cierre absoluto de puertas. Se trata de una mascarada bien grande para justificar su no a un gobierno de izquierdas por segunda vez. Ya lo hizo en el 2016, y ahora también”, manifestó Sánchez durante la entrevista.

La consulta que anunció Iglesias el pasado viernes será aplicada a los miembros del partido Unidas Podemos, y se les preguntará si están o no de acuerdo con la primera de las cinco propuestas que les ha realizado Pedro Sánchez para obtener sus votos en el Congreso.

El presidente en funciones insiste en que la pregunta de Podemos para la consulta es “absolutamente falsa”, para quien Iglesias ha dejado claro que no se mueve de su posición y que lo que busca es “justificar una votación contraria” a la investidura la semana que viene, en línea, por ejemplo, “con la ultraderecha”.

“Hemos hecho cinco propuestas a Unidos Podemos. En la última ofrecí por primera vez en democracia incorporar perfiles cualificados de Unidas Podemos al Consejo de Ministros. El viernes, Iglesias dio por rotas las negociaciones convocando una consulta que no incluye esta propuesta”, señaló Sánchez.

Iglesias está en “o se hace lo que él dice o vota en negativo en mi investidura”.

Caso catalán

Sánchez también señaló que no quiere aplicar un nuevo 155 en Cataluña (la suspensión de la autonomía), “pero mi deber es contemplarlo”, ya que el 155 es “un artículo legítimo siempre que se ponga en cuestión la convivencia y el orden constitucional en un determinado territorio”.

Sánchez ha insistido en que no descarta su aplicación porque su deber es contemplarlo: “Ojalá no tenga que aplicarlo”, destacó. El presidente en funciones insistió en que la forma de combatir al independentismo no es aplicar un artículo, sino plantear un proyecto regeneracionista y europeísta.

Se complica la investidura.