OSAMA BIN Laden no estaba armado cuando fue abatido por fuerzas estadounidenses en su complejo de Pakistán, afirmaron funcionarios de EU, en lo que constituye una contradicción de los reportes iniciales de la operación ultra-secreta.

Los funcionarios también se desdijeron de sugerencias de que Bin Laden y otros habían utilizado mujeres como escudos humanos en su lucha contra los elementos de los Seals de la Armada.

En una rueda de prensa en la Casa Blanca, el secretario de prensa, Jay Carney, aclaró que Bin Laden se resistió cuando uno de los elementos de ataque ingresó abruptamente en su habitación del tercer piso, pero no pudo precisar cuánto tiempo duró la resistencia.

Una mujer descrita como una de las esposas de Bin Laden se lanzó contra el atacante y resultó herida en una pierna, dijo Carney. Bin Laden fue abatido con disparos a la cabeza y al pecho, por lo que quedó con heridas sangrientas que han hecho al gobierno de EU dudar sobre la conveniencia de divulgar las fotografías del cuerpo, dijo Carney.

Es justo decir que se trata de una fotografía mórbida y horripilante, que podría resultar incendiaria , agregó Carney.

En la descripción de la misión, mencionó que por orden de aparición resultaron muertos primero una mujer que se topó de frente con los comandos en el primer piso; después dos mensajeros de Al-Qaeda a cuyo nombre está registrado el complejo residencial y por último uno de los hijos de Osama, antes de haber encontrado al propio líder.

Al ser presionado por los reporteros acerca de la forma en que se resistió Bin Laden, Carney manifestó: Para resistir no se necesita un arma. Estábamos preparados para capturarlo. Encontramos mucha resistencia en todos los niveles de la casa, con intercambio de disparos. Él se resistió. Nuestro personal se manejó con el mayor profesionalismo; él murió en la operación por la resistencia que opuso . Carney confirmó que los Seals lograron apoderarse de discos duros y otros materiales computarizados que los expertos en inteligencia, consideran, habrán de arrojar un cúmulo de información, no sólo sobre Al-Qaeda, sino sobre otras organizaciones terroristas, planes de ataques y otros datos valiosos.