La líder de la oposición Tsai Ing-wen ganó este sábado las elecciones presidenciales de Taiwán, un resultado que probablemente generará incertidumbre en la vecina China por la inclinación independentista de la vencedora.

El líder del partido nacionalista gobernante reconoció su derrota. "Eric Chu decepcionó a todos. Perdimos. Los nacionalistas han sido derrotados", dijo rodeado por sus partidarios, algunos de los cuales lloraban.

NOTICIA: EU saluda histórico encuentro entre China y Taiwan

Fuera de la sede del Partido Democrático Progresista de Tsai, sus partidarios gritaban de alegría. "Los taiwaneses desprecian al partido que se ha acercado tanto a China", dijo Jeff Chang de 35 años.

La primera mujer presidenta de Taiwán ocupará uno de los puestos más complicados de la región con China apuntando cientos de misiles a la isla, décadas después de que los nacionalistas huyeron de la China continental comunista de Mao Zedong tras una guerra civil.

NOTICIA: 18 millones votarán en elecciones en Taiwán

Tsai tendrá que encontrar un equilibrio entre los intereses de China, que es el principal socio comercial de Taiwán, los de Estados Unidos y el aprecio a la democracia y libertad en su país.

La nueva mandataria se arriesga a un enfrentamiento con Pekín si trata de colocar como elemento central de su agenda la soberanía de Taiwán y rompe con ocho años de acercamiento con China, una política del presidente nacionalista saliente Ma Ying-jeou.

erp