Moscú. El principal opositor del Kremlin, Alexéi Navalni, trasladado el domingo al hospital desde prisión, fue “envenenado” por una “sustancia química desconocida”, afirmó su abogada, en un contexto de protestas fuertemente reprimidas por las autoridades rusas.

La salud del principal opositor del presidente Vladimir Putin se deterioró un día después de que unas 1,400 personas fueran detenidas en una manifestación no autorizada en Moscú, el mayor número de arrestos registrado en una concentración prodemocracia en los últimos años.

“Fue envenenado con alguna sustancia química desconocida”, señaló la abogada Olga Mijailova a la prensa en la puerta del hospital número 64 de Moscú, donde fue ingresado el opositor.

Navalni, de 43 años, fue detenido el miércoles y condenado a 30 días de prisión por haber convocado a la manifestación del sábado, luego de que las autoridades excluyeran candidaturas independientes para las elecciones locales del 8 de septiembre.

El domingo, Navalni fue trasladado de urgencia de la cárcel a un hospital a raíz de una fuerte reacción alérgica, y su doctora, Anastasia Vasilieva, afirmó: “La causa de la enfermedad de Alexéi Navalni puede ser algún agente tóxico”.

“Alexéi también cree que podría haber sido algún agente químico”, dijo Vasilieva a los periodistas.

Los médicos le diagnosticaron un problema en la piel y le aplicaron esteroides, tras lo cual su estado mejoró, agregó.

Navalni fue reenviado a la cárcel, a pesar de que necesitaba seguir el tratamiento y del peligro que corre su salud en la cárcel, señaló Vasilieva.

Un responsable del hospital indicó a la prensa que la salud y la vida de Navalni no corrían riesgo.