Caracas. Líderes de la oposición venezolana condenaron ayer al gobierno por su intento de reprimir al movimiento de protesta usando mano dura al ordenar operativos nocturnos que han convertido a muchos lugares del país en zonas peligrosas.

La policía, soldados de la Guardia Nacional y miembros de los llamados colectivos pululaban por las calles de la capital y de otras ciudades, donde disparaban indiscriminadamente salvas en espasmos de violencia que se han repetido en las noches de los últimos días.

Henrique Capriles, dos veces candidato a la Presidencia por parte de una coalición opositora, manifestó que el gobierno ha reprimido brutalmente las protestas al ir tras estudiantes y otros manifestantes; así como, en algunos casos, irrumpir en sus apartamentos para arrestarlos y acusarlos de participar en un intento de golpe de estado.

¿Quieren una guerra civil en nuestro país? ¿Cuántos muertos o heridos más quieren? ¿Es que acaso el gobierno puede obviar que en el país hay colas para comprar comida y no se consiguen las medicinas? , increpó Capriles.

David Smolansky, alcalde de un distrito en Caracas y miembro del partido Voluntad Popular, opinó que el arresto de su líder, Leopoldo López, y la agresiva persecución de la que han sido objeto otros dos miembros se debe a una de las olas más duras de la represión política en décadas en el país.

Si eso no es un sistema totalitario, entonces que nos expliquen qué pasa en el país , reclamó Smolansky. ¿De qué vale tener elecciones si aquí no se garantizan los derechos humanos, no hay separación de los poderes públicos? La democracia no se limita a elecciones, eso es un concepto muy cobarde, Nicolás Maduro , cuestionó Smolansky.

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro y sus seguidores aseguraron que las crecientes protestas en contra de su gobierno socialista, en este rico país petrolero que afronta serias dificultades económicas, forman parte de un intento de golpe de estado patrocinado por la derecha y los opositores fascistas que viven en el país y el extranjero. En particular ha culpado a EU.