BAGDAD.- Once personas, entre ellas cuatro civiles, murieron el sábado por la violencia en Irak, informaron fuentes médicas y de seguridad.

La explosión de dos bombas en un retén al oeste de Samarra dejó siete muertos (cuatro policías y tres civiles) e hirió a tres policías, declaró un coronel de la policía y una fuente médica del hospital de Samarra, una ciudad situada a 110 km al norte de Bagdad.

En Mosul (350 km al norte de Bagdad), una bomba dejó un muerto y dos heridos entre los soldados, mientras que otro artefacto explosivo escondido cerca de la ciudad de Tal Afar mató a un capitán del ejército, según un oficial del ejército y un doctor del hospital de Mosul.

En la misma región, hombres armados mataron a un civil cerca de la localidad de Baaj, según las mismas fuentes.

Un incidente similar se produjo en la ciudad de Al Tun Kubri, al norte de Kirkuk (240 km al norte de Bagdad), según la policía.