Berlín. Las reacciones internacionales sobre el conflicto en la Franja de Gaza comienzan a extenderse a lo largo y ancho del mundo, desde el silencio de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad hasta apoyos explícitos a alguno de las partes como ocurre con la canciller alemana Angela Merkel.

La jefa del gobierno alemán expresó el día de ayer su "solidaridad" con Israel durante una conversación telefónica con su par israelí, Benjamin Netanyahu, y llamó a poner fin a los actuales enfrentamientos "lo más rápido posible".

"La canciller condenó de nuevo con firmeza el continuo lanzamiento de cohetes desde Gaza hacia Israel y aseguró al primer ministro la solidaridad del gobierno alemán. Ella reafirmó el derecho de Israel a defenderse de estos ataques", tuiteó su portavoz, Steffen Seibert.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo egipcio, Abdel Fatah Al Sisi, subrayaron el día de ayer "la necesidad absoluta de poner fin a las hostilidades" entre israelíes y palestinos, anunció la presidencia francesa.

Durante un encuentro bilateral ambos jefes de Estado además "compartieron su fuerte preocupación por la escalada de violencia en curso y deploraron las numerosas víctimas civiles", añadió el Palacio del Eliseo.

Macron, además, "renovó su apoyo a la mediación egipcia" y los dos jefes de Estado acordaron "seguir coordinándose para promover un rápido alto el fuego y evitar que el conflicto se extienda", añadió la información.

Actualmente está en marcha una mediación que incluye a Egipto, Jordania y Alemania, con el apoyo de Francia, dijo el portavoz del gobierno francés, Gabriel Attal, a la radio RTL.

"Hay una ofensiva diplomática en los últimos días, que continuará en las próximas horas. Apoyamos la idea de una mediación egipcia porque tanto los egipcios como los jordanos hablan con todos en la región", señaló Attal.

Biden habla con Netanyahu

Estados Unidos se opuso el día de ayer, por tercera vez en una semana, a la adopción de una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el conflicto.

El texto, que fue redactado por China, Túnez y Noruega, pide "el cese de la violencia y el respeto del derecho internacional humanitario, incluida la protección de los civiles, especialmente de los niños".

Fue presentado la noche del domingo a los 15 miembros del Consejo para su adopción el día de ayer, pero Estados Unidos dijo que "no puede apoyar por el momento una expresión" del Consejo de Seguridad, señaló un diplomático a la agencia AFP.

En una llamada telefónica con el primer ministro israelí, "el presidente (Biden) expresó su apoyo a un cese al fuego y discutió el compromiso de Estados Unidos con Egipto y otros socios hacia ese fin", dijo la Casa Blanca. También manifestó "su firme apoyo al derecho de Israel a defenderse de los ataques indiscriminados con cohetes".

Por otra parte, fue aprobada la posible venta de 735 millones de dólares en armas guiadas de precisión a Israel, y fuentes del Congreso estadounidense dijeron el día de ayer que no se esperaba que los legisladores estadounidenses se opusieran al acuerdo a pesar de la violencia en la región de Gaza.