Rabat. Marruecos integró las aguas de Sahara Occidental en su espacio marítimo, mediante la aprobación de dos leyes que amplían su competencia jurídica sobre esa excolonia española cuyo estatuto sigue sin estar definido.

“Estas leyes servirán para actualizar el arsenal jurídico nacional”, cuyo objetivo es “la soberanía total del reino en sus fronteras efectivas, terrestres y marítimas”, declaró el ministro de Relaciones Exteriores, Naser Bourita.

Las leyes marroquíes resultan conflictivas para España por cuánto pueden afectar a las aguas territoriales en torno a Canarias, pero no tienen validez a afectos de derecho internacional porque no están avaladas por Naciones Unidas.

La nueva ministra de Relaciones Exteriores española, Arancha González, llegará el viernes a Rabat en su primera visita a Marruecos, y el tema será abordado, reveló el ministro marroquí.