La Justicia argentina elevó el jueves a juicio oral un caso en el que se investigan irregularidades en la adjudicación de obras públicas a la constructora brasileña Odebrecht, que por primera vez irá a juicio en el país del sur.

El juez federal Daniel Rafecas señaló a través de un comunicado que dio por finalizada la investigación previa al juicio, en el que se intentará demostrar que el poderoso exministro Julio De Vido favoreció a la firma brasileña al momento de otorgar millonarios contratos para la construcción de gasoductos.

Los hechos tuvieron lugar en 2006 e involucran obras por un presupuesto de más de 2,300 millones de dólares.

"Todo el proceso licitatorio habría estado enderezado desde un principio a la adjudicación del negocio directamente a Odebrecht", de acuerdo con el comunicado.

De Vido, ministro de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner —quien es candidata a vicepresidenta en una fórmula peronista para los comicios de octubre—, está actualmente detenido por otros casos en los que se lo acusa de corrupción.

Hasta el momento la Justicia argentina ha avanzado lentamente sobre los diferentes casos que involucran a Odebrecht, principalmente porque es difícil lograr un acuerdo judicial que permita a quienes atestiguaron en casos similares en Brasil declarar en Argentina.