Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ofreció el sábado por última vez una demostración de comedia burlona en la cena de corresponsales de la Casa Blanca, una intervención a la que puso fin diciendo: Obama, fuera , y dejando caer el micro entre los vítores del público.

Su monólogo demostró que no ha perdido el ritmo al despertar risas en sus afilados con comentarios ante un salón lleno de periodistas, políticas y estrellas de cine y televisión. Fue su octava intervención en la fiesta anual y la última que hará como presidente, y bromeó sobre los inconvenientes de estar al final de su presidencia.

El presidente también se mostró nostálgico en ocasiones. Hace ocho años, dije que era hora de cambiar el tono de nuestra política. En retrospectiva, claramente debí ser más específico , dijo.

Y admitió que los años se han cobrado un precio: Estoy gris, canoso... .

Obama también hizo más chistes a costa de la campaña electoral, diciendo que el año que viene, otra persona estará en este mismo sitio, y nadie sabe quién será ella .

Los republicanos fueron el blanco de la mayoría de los chistes. Se pidió a los invitados que dijeran si querían pescado o carne , dijo a los asistentes, y en lugar de eso, un buen puñado de ustedes escribieron Paul Ryan , exclamó, en alusión al líder republicano, que ha dicho no optar a la candidatura del partido a la Casa Blanca.

Sobre el magnate Donald Trump, favorito en la carrera republicana, Obama dijo: Ha pasado años reuniéndose con líderes de todo el mundo: Miss Suecia, Miss Argentina, Miss Azerbaiyán .