Seattle. En un raro enfrentamiento sobre la política exterior, el presidente Barack Obama y su rival republicano, Mitt Romney, intercambiaron duras críticas, pero expusieron pocas diferencias claras sobre los principales asuntos de seguridad nacional.

Para Romney, quien busca impulsar sus credenciales en política exterior a medida que comienza un viaje de alto riesgo en el extranjero, su falta de propuestas concretas le ha expuesto a un aluvión de críticas por parte de Obama y su equipo.

Apenas a tres meses del día de las elecciones, el equipo del Presidente se ha atrincherado en sus esfuerzos por etiquetar al republicano como un peso ligero de la seguridad nacional, al mismo tiempo que han tratado de capitalizar la fuerza de Obama en tales cuestiones.

Tras el discurso de Romney ante la convención de los Veteranos de Guerras Extranjeras, el vicepresidente Joe Biden afirmó que Romney critica las políticas del Presidente sin ofrecer ninguna alternativa .

La campaña de Romney ha descartado dicha crítica, pero también muestra pocos signos de que el candidato ofrecerá áreas más específicas en contraste con las de Obama cuando se reúna con los líderes mundiales en el extranjero.

En su lugar, Romney ha continuado con los ataques en contra de Obama llamándole un líder tímido.

Si ustedes no quieren que EU sea la nación más poderosa sobre la tierra, yo no soy su Presidente. Ya tienen a ese Presidente actualmente , manifestó Romney.