El presidente estadounidense Barack Obama y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu se reunieron en la Casa Blanca. En una reunión que duró poco más de dos horas, los dos trataron de ir más allá de la retórica de combate que adoptaron a principios de año por el acuerdo nuclear de Irán.

En público, los mandatarios enfatizaron las áreas de interés común, incluidas las negociaciones sobre un nuevo acuerdo de seguridad y el objetivo de alcanzar la paz entre israelíes y palestinos, incluso en momentos en que ambos bandos se han involucrado en una nueva ola de violencia.

Obama refirió que se enfoca en cómo podemos retomar el sendero de la paz, y cómo podemos asegurarnos de que las aspiraciones palestinas legítimas se alcancen por medio de un proceso político, incluso mientras nos aseguramos de que Israel tenga la capacidad de mantenerse seguro .

Netanyahu declaró: No hemos renunciado a nuestra esperanza de la paz . Reafirmó su apoyo a una solución en la que haya dos estados, aunque no cedió en las añejas condiciones impuestas por Israel para lograr el objetivo.

Por su parte, Obama hizo una mención sobre las agudas diferencias entre ambos líderes por el acuerdo nuclear de Irán, un acuerdo al que Netanyahu se opuso fuertemente, mientras que para Obama era una parte importante de su legado diplomático.

No es ningún secreto que el primer ministro y yo hemos tenido un fuerte desacuerdo sobre este estrecho tema , dijo Obama a los periodistas. Pero no tenemos un desacuerdo sobre la necesidad de asegurar que Irán no consiga un arma nuclear .

Esta fue la décimo sexta reunión entre los dos líderes desde que Obama llegó a la presidencia, pero fue su primera conversación desde julio pasado, cuando Obama llamó a Netanyahu para hablar sobre el acuerdo nuclear con Irán después de que lo llamara un error de proporciones históricas .

Como era de esperarse, los líderes hablaron sobre las solicitudes de Israel para un aumento de la ayuda militar, que hasta ahora es de 3,100 millones de dólares al año, en virtud de un acuerdo de 10 años que expira en el 2017. Después, Netanyahu dijo que la cantidad que Israel está buscando aumentar sería de 4 millones de dólares más, pero que él y Obama no discutieron las cifras. Expertos en Medio Oriente dicen que Israel está tratando de conseguir algunos F-35, así como nuevas bombas con diámetros más pequeños para reducir las bajas civiles y elementos de defensa antimisiles para fortalecer los sistemas Iron Dome y Honda de David.

No llegamos a discutir una cantidad, pero ya presentamos nuestras necesidades , dijo Netanyahu. El 2007 fue la última vez que hablamos de un paquete de ayuda, y ahora toda la región ha cambiado, la tecnología ha cambiado, por lo tanto, necesitamos un nuevo paquete para Israel.

El líder israelí dijo que el salvajismo del Estado Islámico, la ayuda de Irán a sus aliados en el extranjero y la inestabilidad e inseguridad en la región han hecho que EU e Israel trabajen juntos en temas de seguridad.