El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, viajará al Golfo de México dentro de las próximas 48 horas, donde la ruptura de un pozo submarino ha derramado millones de litros de petróleo en el océano, anunció el sábado un funcionario de la Casa Blanca.

No se dieron a conocer más detalles sobre el calendario de la visita ni el lugar exacto al que acudirá el mandatario.

La extensa mancha de crudo ya alcanzó la costas de Luisiana, amenazando los criaderos de peces y camarones, además de los vulnerables manglares de la región habitados por diversas especies.

El incidente podría convertirse en el peor desastre medioambiental en la historia de Estados Unidos.

El gobierno ha aumentado la presión sobre el gigante energético BP Plc, que administra el pozo petrolero, para que redoble sus esfuerzos por contener la filtración de crudo.

RDS