En su cumpleaños 51, en agosto pasado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, jugó golf con un grupo de amigos y luego se trasladó en helicóptero al Campo David. Una vez ahí, se puso unos jeans y tomó una escopeta. Y entonces, antes de que oscureciera, comenzó una ronda de tiro skeet.

Sería normal que uno pensara que esto no era digno de convertirse un titular en los medios. Pero la mañana del sábado, la Casa Blanca publicó y promovió una fotografía Obama practicando tiro skeet en el retiro presidencial en Maryland.

Los asesores de la Casa Blanca trataban de poner fin a una creciente distracción justo cuando el Presidente tiene previsto darle un nuevo impulso a su cruzada por conseguir el apoyo del público para su ambiciosa agenda para reforzar las leyes de control de las armas de fuego, al viajar hoy a Minnesota.

La foto, tomada por el fotógrafo de la Casa Blanca, Pete Souza, representa a un Obama con gafas oscuras mientras dispara lo que parece ser una Citori Browning 725; la escopeta apoyada en su hombro izquierdo mientras una columna de humo blanco sale del barril.

La foto fue publicada una semana después de que Obama afirmara en una entrevista con The New Republic que habitualmente practica el tiro skeet en Campo David. La sorprendente afirmación -la afición de Obama al golf y al basquetbol son notoriamente más conocidas- agitó inmediatamente al zeitgeist político.

Al secretario de prensa de Obama, Jay Carney, se le pidió diera pruebas en la sala de prensa de la Casa Blanca. The Daily Show de Jon Stewart se burló de la aparente afición del Presidente. Los activistas de los derechos de portación de armas la desestimaron y algunos se mostraron escépticos de que Obama fuera un ávido practicante de este deporte.

Una congresista republicana incluso desafió al Presidente a un concurso de tiro.

Estoy seguro de que publicaron la foto porque había gente que cuestionaba su respuesta y tales cuestionamientos son una distracción tonta en medio de un debate serio , afirmó David Axelrod, asesor de Obama de toda la vida, a través de un correo electrónico.

Lo conozco muy bien. No acostumbra fanfarronear. Si él dice que ha disparado de vez en cuando, estoy seguro de que lo ha hecho. No es un cazador o tirador y no pretende serlo , abundó Axelrod.

La Casa Blanca no aclaró con qué frecuencia Obama ha disparado.

En la entrevista con The New Republic, se le preguntó a Obama si alguna vez había disparado un arma.

Sí, de hecho, en Campo David practicamos tiro skeet todo el tiempo , afirmó.

Pero mientras que la Casa Blanca dejó claro el sábado que el Presidente ha disparado al menos una vez, la liberación de la foto parecía más probable inflamar las pasiones en torno a la cuestión que sofocarlas.