Houston.- BP dijo el martes que incrementó notablemente la cantidad de petróleo que estaba capturando desde la fuga de su pozo dañado en el Golfo de México, mientras que científicos estadounidenses quieren saber exactamente cuánto crudo se está derramando aún en el lecho marino.

Se hunden acciones

Las acciones de BP BP.L cedieron un 5%, lo que representa para la empresa una pérdida de valor de mercado de casi 4,000 millones de libras (5.800 millones de dólares), luego de que el presidente Barack Obama dijo que quería saber "qué traseros hay que patear" por el derrame de crudo.

Fadel Gheit, analista de Oppenheimer and Co, dijo que "no era coincidencia" que las acciones de BP bajaran luego que los comentarios de Obama elevaran la presión sobre la compañía para arreglar el desastre.

En Nueva York, los ADR de la firma cayeron más de un 5%, reflejando las pérdidas previas en Londres.

Los títulos de Transocean también se desplomaron en Nueva York negociándose a su menor nivel en 18 meses, en medio de temores del mercado sobre la responsabilidad de la compañía por el accidente.

Las acciones de BP han perdido casi un tercio de su valor desde que detonó la crisis.

Inversores temen por el monto final de la factura que recibirá BP por el coste del derrame, que se espera sea en miles de millones de dólares.

La energética ya ha invertido más de 1.000 millones de dólares en la limpieza de la mancha de petróleo, que ha golpeado refugios de vida salvaje en Luisiana y las islas frente a las costas de Misisipi y Alabama y que también ha desplazado bolas de alquitrán hacia las playas de Florida.

El desastre sigue siendo el tema principal en la ocupada agenda del mandatario por lo que anunció el martes que volvería a la zona afectada por el derrame la próxima semana para inspeccionar los esfuerzos por contener la fuga.

Obama visitará Misisipi, Alabama y Florida durante un viaje de dos días que iniciará el lunes, informó la Casa Blanca.

BP ya enfrenta una investigación criminal y juicios tras la explosión el 20 de abril de la plataforma petrolera Deepwater Horizon que mató a 11 trabajadores y provocó el peor derrame en la historia de Estados Unidos que ya lleva 50 días.

Los esfuerzos por contener el desastre persisten.

La petrolera británica dijo el martes que capturó unos 14.800 barriles de crudo el lunes, un 33% más que el monto recolectado el domingo y la mayor tasa desde que la firma instaló el nuevo sistema para contener el derrame la semana pasada.

La compañía dijo posteriormente que recolectó 7.850 barriles de crudo en un lapso de doce horas, lo que llevó el volumen total capturado a 51.364 barriles desde que fue instalada la tapa de contención.

Con la esperanza de calmar los exacerbados ánimos, la petrolera dijo que donaría los ingresos de los volúmenes de petróleo que está recuperando para restaurar la vida salvaje en el Golfo. BP ya se ha comprometido a realizar labores de limpieza después del desastre.

EU impone requisitos de seguridad

El calor político también se mantuvo intenso en Washington.

El Departamento del Interior de Estados Unidos divulgó el martes nuevos requisitos de seguridad y medio ambiente para las compañías que quieran perforar en aguas poco profundas.

Las empresas tienen hasta el 28 de junio como máximo para mostrar que cumplieron con los nuevos requerimientos o podrían enfrentar el cierre.

Hayward va al Congreso

El presidente ejecutivo de BP, Tony Hayward, fue llamado a testificar por primera vez el 17 de junio en una audiencia en el Congreso que se enfocará en el rol de la compañía en torno a la explosión de la plataforma y el subsecuente derrame. BP aseguró que el funcionario asistiría a la reunión.

Otro comité del Congreso que investiga el accidente envió una carta al operador de la plataforma Transocean RIGN.S RIG.N que cuestionó si BP contaba con suficientes empleados trabajando en Deepwater Horizon al momento del estallido.

Después del derrame, Obama anunció una moratoria de seis meses para los nuevos permisos de perforación para la exploración y el desarrollo de pozos en aguas de más de 500 pies de profundidad.

Funcionarios estadounidenses también se negaron a aprobar los trabajos de perforación en aguas poco profundas hasta que los nuevos requisitos sean divulgados. Gráfico: http://link.reuters.com/maj68k

Incertidumbre por fuga

El almirante de la Guardia Costera, Thad Allen, a cargo de supervisar los esfuerzos de limpieza, dijo el lunes que ni BP ni el Gobierno sabían cuánto petróleo se estaba fugando desde el pozo.

" Esa es la gran incertidumbre hasta ahora", afirmó.

BP ha dado estimados conservadores de flujo de crudo que han sido considerados ridículos por científicos y legisladores. Incluso los estimados del Gobierno de 12.000 a 19.000 barriles por día parecen bajos luego de que Allen dijo que la firma buscaba duplicar su captura de crudo a 20.000 bpd.

Allen dijo el martes que científicos estadounidenses presentarían estimaciones revisadas esta semana o la próxima.

BP y funcionarios del Gobierno han dicho que una solución definitiva no llegaría sino hasta agosto, cuando culmine la perforación de un pozo de alivio.

"Que traseros patear"

Obama, quien enfrenta crecientes críticas por su respuesta al derrame que está provocando una catástrofe económica y ecológica en los estados del Golfo, agudizó sus críticas a BP en una entrevista al programa "Today" de NBC News.

El mandatario dijo que estaba en conversaciones con expertos para saber "qué traseros patear" ante el enorme derrame que ha afectado 190 kilómetros de línea costera y que plantea una amenaza a la lucrativa industria de la pesca en la costa estadounidense del Golfo.

Un tercio de las aguas federales del Golfo, unos 200.000 kilómetros cuadrados, se mantiene cerrado a la pesca y la cifra de animales marinos y aves muertas o afectadas con el derrame está creciendo.

Meteorólogos en Estados Unidos han confirmado que parte de la fuga de crudo ha sido arrastrada por debajo de la superficie. Este tipo de contaminación produce la reducción de oxígeno del agua y amenaza vida marina como mejillones, almejas, cangrejos, anguilas, medusas y camarones.

apr