Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó hoy a los legisladores a poner fin a la parálisis y a la ambición personal y empezar a debatir los temas importantes para alcanzar el objetivo de construir una economía que perdure.

En su mensaje sabatino, Obama retomó el plan que presentó el martes en su discurso sobre el Estado de la Unión para la creación de una economía basada en la industria manufacturera, la energía, las habilidades de los trabajadores y la renovación de valores nacionales.

El presidente desafió a los líderes partidistas "a seguir el increíble ejemplo de los hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Armadas".

"En un tiempo cuando muchas de nuestras instituciones nos han defraudado, ellos exceden todas las expectativas. No son guiados por la ambición personal. Tampoco se obsesionan con sus diferencias. Se concentran en la misión que tienen por delante y trabajan juntos", subrayó.

Obama aseguró que en Estados Unidos hay gente que trabaja duro, cree en sus semejantes y tiene fe en el país.

Sin embargo, "no están seguros de que se hará lo correcto en Washington este año, o el próximo año, o el año siguiente. Y, francamente, cuando uno analiza algunas de las cosas que suceden en esta ciudad, ¿cómo podemos culparlos de que sean un tanto críticos?"

Relató que en fecha reciente un senador de Utah se comprometió a obstruir todos los nombramientos a un cargo de juez o en la administración pública, no por falta de candidatos calificados, sino como una acción para llamar la atención del presidente Obama.

"Esto no tiene que ver conmigo. No fuimos enviados aquí para librar perpetuas campañas políticas contra otros. Nos enviaron para servir al pueblo estadunidense, el cual merece algo mejor que estar frente a enfrascamientos y juegos absurdos", indicó.

Agregó que esa clase de acciones "dañan las obras para todo el país y no es lo que nuestros padres fundadores imaginaron".

Obama reconoció que ninguno de los dos partidos, el Republicano y el Demócrata, han sido intachables en las tácticas utilizadas, "pero es hora de que ambas partes pongan fin a las mismas".

Pidió tanto a demócratas como a republicanos detener ese tipo de comportamiento y frenar la influencia "corrosiva" que ejerce el dinero en la política.

Propuso crear una ley que prohiba el uso de información privilegiada por los miembros del Congreso, la participación en acciones de empresas que regulan y el cabildeo legislativo de contribuyentes a campañas políticas.

También llamó a los estadunidenses a hacer oír su voz y pedirles a los miembros del Congreso un retorno a los valores de Estados Unidos y su enfoque en caminar hacia una economía construida para que perdure.

MIF