Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció hoy la nominación del diplomático de carrera Earl Anthony 'Tony' Wayne como nuevo embajador de su país en México, un nombramiento que requiere confirmación del Senado estadounidense.

Diplomático de carrera desde 1975, Wayne es el embajador adjunto de Estados Unidos en Afganistán y ha servido antes como embajador en Argentina y subsecretario de Estado en funciones para Asuntos Económicos y de Negocios.

Wayne, de 60 años, es originario de California y tiene una licenciatura en Ciencias Políticas por la Universidad de California en Berkeley.

También tiene una maestría en Ciencias Políticas por la Universidades de Stanford y Princeton, y una maestría en administración pública por la Universidad de Harvard.

El propuesto embajador estadunidense para México es casado y tiene un hijo y una hija.

Wayne es visto como una personalidad respetada entre diplomáticos estadunidenses, pero poco conocida entre expertos de la relación México-Estados Unidos.

'Wayne es un diplomático de mucho peso y bien respetado entre los diplomáticos norteamericanos, que ha tenido varios cargos de importancia, sobre todo en temas económicos', dijo a Notimex el director del proyecto México del Centro Woodrow Wilson, Andrew Selee.

'Sin embargo, poco conocemos todavía de su conocimiento y perspectivas en temas de la relación México-Estados Unidos', acotó.

Durante una licencia diplomática, Wayne trabajó como corresponsal en temas de seguridad nacional para el diario Christian Science Monitor y después regresó al servicio exterior como director de asuntos regionales para el embajador a cargo de acciones anti-terrorismo.

El experto en temas México-Estados Unidos del College of William & Mary, George Grayson, sostuvo que Wayne tendrá que conducirse como un 'diplomático consumado' porque llegará al país en medio del proceso hacia las campañas presidenciales de 2012 en México.

"Cuando hay campañas presidenciales hay una tendencia de los candidatos a atacar a los Estados Unidos o a sus enviados por interferir en los asuntos internos de México. Así que tendrá que ser un diplomático de diplomáticos", apuntó Grayson.

De ser confirmado por el Senado, Wayne sustituirá a Carlos Pascual, el diplomático estadounidense de origen cubano que renunció el pasado 19 de marzo a la representación diplomática estadounidense en México por decisión personal, según precisó el Departamento de Estado.

apr