El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, centrará su discurso del estado de la unión mañana en la economía, al cambiar el énfasis de la agenda social y reenfocar la atención en problemas que complicaron su primer mandato, en su segundo discurso inaugural.

Varios altos funcionarios del gobierno involucrados en el discurso afirmaron que lo empleará para hablar acerca del empleo luego de que de la tasa nacional de desempleo se incrementara el mes pasado. Propondrá maneras de hacer la universidad más asequible y, según los funcionarios, abogará por la necesidad de gastar dinero público en investigación, en carreteras y la educación para preparar a los estadounidenses para un mundo donde el calentamiento global, la nomádica fuerza laboral y las nuevas tecnologías cierran y abren nuevas puertas en toda la economía.

Nuestro mayor problema es lograr que nuestra economía llegue a un lugar donde la clase media se sienta menos exprimida y los ingresos sostengan a las familias , expuso un funcionario, que habló en condición de anonimato, al describir el discurso del Presidente.

Con su popularidad en ascenso, Obama mostró claramente su enfoque de regresar a lo básico la semana pasada en una reunión con representantes demócratas, cuyo apoyo inconsistente tendrá que consolidarse si espera que su agenda nacional tenga éxito.

El jueves pasado manifestó a los legisladores que la prioridad de su segundo mandato comienza con una economía que funcione para todo el mundo y agregó: Nuestra economía triunfa y crece cuando todo el mundo recibe una oportunidad justa .

Ésa es una agenda de crecimiento, no sólo una de equidad y de justicia , afirmó Obama, y agregó que mañana voy a hablar de la creación de empleos aquí mismo en Estados Unidos de América .

El primer discurso del estado de la unión tras la reelección de un presidente ha sido históricamente el más ambicioso, con excepción, tal vez, del primero y le da a un presidente una oportunidad para presentar la esencia del programa de su segundo mandato.