Washington.- El presidente estadounidense Barack Obama afirmó el martes que las sanciones contra Irán, de quien se sospecha que quiere lograr armas nucleares, están funcionando y descartó la necesidad inmediata de un ataque militar, durante una conferencia de prensa en Washington.

Irán está sintiendo el efecto de las "sanciones de una manera sustancial. El mundo está unificado, Irán se halla políticamente aislado", explicó, por lo que "la idea de que tenemos que tomar una decisión" sobre el uso de la fuerza "en las próxima semana, o las próximas dos semanas, o un mes o dos meses no está avalada por los hechos".

ERROR, ACCIÓN MILITAR UNILATERAL EN SIRIA

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, describió por otra parte la violencia en Siria como descorazonadora, pero apuntó que no hay una solución fácil y que la acción militar unilateral sería un error.

"Lo que pasa en Siria es descorazonador y escandaloso, y lo que hemos visto es a la comunidad internacional movilizándose contra el régimen de Asad", declaró Obama en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

El presidente sirio Bashar al Asad ha "perdido la legitimidad de su pueblo. Y las acciones que está llevando contra su propia gente son inexcusables", señaló el presidente ante los periodistas.

Pero "para nosotros, llevar a cabo una acción militar unilateral, como algunos han sugerido, o creer que hay una solución fácil, es un error".

El lunes el líder republicano John McCain pidió que el ejército aéreo de Estados Unidos llevara a cabo bombardeos contra las fuerzas sirias para proteger a la población y crear refugios seguros para los oponentes al régimen.

Pero Obama advirtió que la situación no era la misma que en Libia, donde Estados Unidos utilizó su fuerza aérea para respaldar la zona de exclusión aérea impuesta por la OTAN.

En Libia, Estados Unidos "tenía la plena cooperación de la región, los estados árabes y sabíamos que podríamos ejecutar (la operación) de forma efectiva en un período relativamente corto de tiempo. Esta es una situación mucho más complicada", explicó Obama.

apr