El presidente Barack Obama debe actuar para defender los derechos civiles en lugar de sólo lanzar leves criticas la promulgación de la ley anti inmigrante en Arizona, consideró hoy el diario The New York Times.

En su editorial, el rotativo cuestionó la actitud del jefe de la Casa Blanca frente a una ley que convierte en presuntos delincuentes a los latinos de ese estado, incluso a residentes legales y ciudadanos, y pidió una reforma migratoria del gobierno federal.

Lamentó que Obama sólo se limitara a catalogar la ley de Arizona de 'equivocada' y que únicamente se comprometiera a vigilarla de cerca, cuando es un paso que da pie para que los otros 50 estados promuevan los estereotipos raciales.

'El veneno se extiende, y ya se habla en Texas de aprobar una versión del estatuto en Arizona', refirió al señalar que ese tipo de pasos no sustituyen a una reforma migratoria. 'Obama debe actuar', acotó.

El periódico enlistó una serie de peticiones urgentes, comenzando por la defensa de los derechos civiles y que el Departamento de Justicia desafíe la ley con fuerza ante los tribunales.

Explicó que lo sucedido en Arizona otorga al gobierno de Obama otra oportunidad para que deje claro que la política de inmigración del país no puede dejarse en manos de gobiernos locales o estatales.

Resaltó por ejemplo que la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, firmó la ley aunque admitió no saber cómo luce un inmigrante indocumentado.

El Times señaló una serie de intentos de algunos condados y estados que han tratado de proponer y criminalizar a los inmigrantes indocumentados de alguna u otra forma.

El futuro de una reforma migratoria parece bastante oscuro luego que Obama se alejara esta semana del tema con cautela, sin embargo el gobierno federal debe reaccionar con fuerza ante la ley de Arizona, apuntó para afirmar que 'es hora que Obama de la suya'.

/doch