Toluca.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió el miércoles que habría consecuencias si la violencia continúa en Ucrania, diciendo que el Ejército ucraniano no debería intervenir en una situación que puede ser resuelta por civiles.

Obama dijo a periodistas antes de una reunión con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, que condena la violencia en Kiev en los términos más duros y afirmó que cree que aún es posible una solución pacífica.

El gobierno estadounidense denunció que la violencia registrada en Kiev es "totalmente escandalosa", por lo que volvió a pedir al presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, que frene la escalada de tensión.

Los enfrentamientos entre policías y manifestantes, que se han cobrado la vida de al menos 26 personas, son completamente escandalosos y "no tienen lugar en el siglo XXI", declaró desde Washington Ben Rhodes, consejero del mandatario Barack Obama, en una conferencia de prensa en el avión presidencial Air Force One.

"Hemos dicho claramente al gobierno ucraniano que es su responsabilidad permitir a la gente manifestarse", subrayó Rhodes.

"Nos oponemos a la violencia de ambos lados, pero el gobierno debe retirar a los miembros de la policía antimotines (de las calles), decretar una tregua y entablar conversaciones verdaderas con la oposición", añadió el consejero de Obama.

El Pentágono pidió de su lado al Ejército ucraniano que se mantenga al margen del conflicto y amenazó con revisar la relación militar entre ambos países si finalmente interviene.

"El Departamento de Estado aplaude que las Fuerzas Armadas de Ucrania no se hayan involucrado en esta crisis", reconoció a la prensa el portavoz de la institución, coronel Steven Warren. "Les exhortamos a que se mantengan al margen. Su participación puede tener consecuencias en nuestra relación sobre defensa".

"Es evidente que los ucranianos consideran que (el gobierno de Yanukovich) no responde a sus aspiraciones legítimas actualmente", indicó Rodhes

El consejero de Obama dijo que el gobierno estadounidense sigue estudiando la posibilidad de imponer sanciones contra Ucrania, al igual que la Unión Europea, cuyos ministros de Relaciones Exteriores realizarán el jueves una reunión extraordinaria para analizar la situación.

"Seguimos observando de cerca los acontecimientos, así como las personas que consideramos responsables de la violencia. Y hemos dicho claramente que analizamos medidas contra los individuos responsables de actos violentos en Ucrania. Entre estas medidas barajamos sanciones", puntualizó Rhodes.

Por su lado, Canadá cerró este miércoles su embajada en Kiev tras la confirmación de la muerte de 26 personas en los choques entre manifestantes y fuerzas de seguridad ucranianas.

"Por precaución, y para asegurar la protección de todos nuestros funcionarios, nuestra misión en Kiev estará cerrada hasta nuevo aviso", dijo a la AFP el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores canadiense, Adam Hodge.

apr/ Con información de Notimex y AFP