El presidente estadounidense, Barack Obama, telefoneó el viernes al presidente electo de Rusia, Vladimir Putin, inaugurando un vínculo que podría decidir el futuro de las relaciones de la Casa Blanca y el Kremlin.

Obama llamó a Putin desde el avión presidencial Air Force One, dijo su portavoz adjunto, Josh Earnest, luego de que el ex mandatario ruso resultara reelecto en los comicios presidenciales del domingo, sobre los que Washington pidió la investigación de irregularidades.

No se proporcionaron en forma inmediata detalles de la conversación entre ambos, que probablemente se reúnan como iguales por primera vez en la cumbre del G8, que tendrá lugar en mayo en Camp David, la residencia de descanso de los mandatarios estadounidenses.

El gobierno de Obama considera la revigorización de las relaciones con Rusia como un éxito de política exterior, pero recientes rencillas con Moscú sobre temas como Siria y la elección de Putin han arrojado una sombra de duda sobre la cooperación futura entre ambos países.

Pero el jueves, la Casa Blanca dijo que su relación con Rusia estaba basada en intereses, no en personalidades, al ser consultada sobre si Obama sería tan amigable con Putin como lo había sido con el presidente saliente, Dimitri Medvedev.

" Nuestra política hacia Rusia está basada en nuestros intereses y no en personalidades", indicó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

"Obviamente estamos apuntando a continuar con la cooperación y trabajo con Rusia en los asuntos que concordamos. Y eso es independiente de quién sea presidente", acotó el portavoz de Obama.

Putin, un ex hombre de la KGB, ha adoptado una postura de mayor confrontación con Occidente que Medvedev.

Algunos analistas han cuestionado si la creciente oposición política rusa hacia Putin lo llevará a adoptar posturas nacionalistas y populista capaces de causar tensiones en las relaciones entre Washington y Moscú.

Estados Unidos reaccionó con cautela a la elección de Putin y dijo que esperaba que Moscú emprendiera una investigación independiente luego de que observadores internacionales denunciaran que los comicios del domingo habían sido sesgados en favor de Putin.

RDS