Washington.- El presidente Barack Obama anunció esta noche el retiro de 10,000 efectivos estadounidenses de Afganistán este año y otros 23,000 para finales del verano de 2012, en momentos que Estados Unidos busca recortes al presupuesto federal.

En un mensaje nacional desde la Casa Blanca, Obama justificó su decisión bajo el argumento de avances en la ofensiva contra el Talibán, un mejoramiento de la situación de seguridad en ese país y una mayor madurez de las instituciones afganas.

"Estamos poniendo en marcha esta reducción desde una posición de fuerza. Al Qaeda está bajo más presión ahora que en ningún momento desde el 9/11 (los atentados del 11 de septiembre de 2001)", señaló Obama, quien agregó: 'estamos cumpliendo nuestras metas'.

Asimismo, el mandatario aseguró que las fuerzas estadunidenses lograron infligir 'serias pérdidas' al Talibán, aunque precisó que una de sus prioridades será desterrar los refugios del terrorismo en Pakistán.

La decisión de Obama es contraria a la recomendación del comandante estadunidense en Afganistán y actual nominado a dirigir la Agencia Central de Inteligencia (CIA), el general David Petraeus, quien se opone a una reducción sustancial de las fuerzas estadunidenses.

Sin embargo, a nivel interno, el presidente estadounidense enfrenta una creciente presión política de los republicanos para reducir el gasto, en momentos en que la guerra en Afganistán tiene un costo anual de 120 mil millones de dólares.

"Ahora tenemos que invertir en el principal recurso de Estados Unidos, nuestra gente", sostuvo.

La reducción de efectivos implica además el cambio a una estrategia que dará prioridad a operativos de contrainsurgencia, similares al que permitió la muerte de Osama bin Laden en Pakistán.

Funcionarios estadounidenses explicaron que otra de las razones para la disminución de la presencia militar es el hecho de que la administración Obama no percibe una 'amenaza transnacional' proveniente de Afganistán.

Estados Unidos mantiene en la actualidad 99,000 efectivos en Afganistán. Con el retiro de los 33,000 soldados en los siguientes meses, la fuerza estadounidense en ese país quedará en los niveles previos al repunte de fuerzas aprobado por Obama en 2009.

El primer contingente de 10,000 soldados iniciará la retirada a partir de este mes, en tanto que la salida del segundo deberá quedar completada para septiembre de 2012, de acuerdo con funcionarios estadounidenses.

El retiro de tropas podría ser acelerado si las circunstancias lo permiten y continuará más allá del verano del año próximo, indicaron las fuentes.

Obama adelantó su decisión al presidente de Afganistán, Hamid Karzai; al primer ministro británico David Cameron, al mandatario francés Nicolas Sarkozy y a la canciller federal alemana Angela Merkel.

Da clic en la imagen para verla en tamaño normal

apr