Tampa. El presidente Barack Obama expuso que su rival, Mitt Romney, no ha salido mucho si cree que 47% de los estadounidenses se considera víctima y con derecho a ayuda del gobierno. Ayer, al dirigirse a una gran audiencia latina por televisión, el Presidente también indicó que su mayor fracaso fue su incapacidad para lograr una reforma en el sistema de inmigración.

Al sugerir que su rival republicano estaba fuera de sintonía con el pueblo, Obama reaccionó a las declaraciones hechas por Romney -grabadas secretamente- en las que afirmaba que 47% de los votantes que apoyan a Obama representa a los estadounidenses que no pagan impuestos sobre la renta y a los que creen que el gobierno tiene la responsabilidad de cuidarlos .

Obama manifestó que los estadounidenses pagan impuestos de nómina, impuestos sobre la gasolina y ventas, e impuestos estatales. Precisó que aquellos que no pagan impuesto sobre la renta incluyen a los trabajadores que no ganan suficiente dinero como para calificar para tales impositivos, a los estadounidenses mayores y a los estudiantes.

Cuando se expresa una actitud que afirma que la mitad del país se considera víctima y que de alguna manera quieren ser dependientes del gobierno, me hace pensar que tal vez uno no ha salido mucho , afirmó Obama en una entrevista con el canal en español Univision.

Más tarde, en un evento recaudador en Tampa, el Presidente tocó el tema al comentar a sus seguidores que no quería que sus hijas y otros jóvenes pensaran que de alguna manera, la mitad del país estaba bloqueada para perseguir el éxito.

Quiero que todos sean exitosos. Negros, blancos, hispanos, asiáticos, nativos americanos, homosexuales, heterosexuales y discapacitados, quiero que todo el mundo tenga la oportunidad de tener éxito , afirmó Obama.

Al iniciar el día, en un foro en el campus de la Universidad de Miami, Obama recibió objeciones de todo tipo.

El Mandatario enfrentó preguntas difíciles sobre por qué no se había llevado a cabo una reforma integral de la inmigración, un tema importante para los votantes hispanos. Jorge Ramos, uno de los moderadores, lo expresó sin rodeos: Usted lo prometió y una promesa es una promesa y, con todo respeto, usted no mantuvo su promesa .

El Presidente respondió que aceptaba la responsabilidad, pero que se enfrentó con una economía al borde del colapso en su primer año de gobierno y culpó a los republicanos por abandonar el apoyo a la reforma migratoria.