La OTAN afirmó hoy que el acceso al puerto libio de Misurata sigue abierto y que la situación es bastante segura , después de que las tropas aliadas desactivaron minas plantadas la semana pasada por las fuerzas leales al líder Muammar Gaddafi.

Una de esas minas sigue en el puerto y está siendo buscada por los soldados aliados, pero el acceso está abierto a través de un corredor seguro, explicó el responsable de las actividades marítimas de los aliados en el país norafricano, vicealmirante Rinaldo Veri.

Gracias a las continuadas acciones militares que se llevan a cabo en el puerto y en Misurata, el puerto todavía es bastante seguro y las fuerzas contrarias a Gaddafi han logrado expandir el perímetro de su control , afirmó Veri en rueda de prensa retransmitida desde Nápoles, Italia.

El puerto de Misurata, la tercera mayor ciudad libia, es la vía por la cual la Organización Internacional de las Migraciones pretende evacuar a un millar de inmigrantes y heridos graves que quieren dejar el lugar, que sufre desde hace más de un mes repetidos ataques de las tropas de Gaddafi.

Pese a la seguridad en la zona portuaria y al avance de los rebeldes, Veri señaló que Misurata sigue siendo blanco de un bombardeo fuerte y continuo y que la situación en el terreno sigue siendo crítica .

El vicealmirante también afirmó que la pasada noche la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) logró destruir tres piezas de artillería autopropulsadas pertenecientes al régimen de Gaddafi.

La portavoz de la OTAN, Oana Lungescu, confirmó por su parte que los aliados destruyeron el pasado fin de semana un centro de mando y control gaddafista durante la operación que supuestamente resultó en la muerte del hijo menor del líder libio.

Sin embargo, afirmó que la OTAN no ha podido confirmar esa muerte de manera independiente.

El miércoles y jueves próximos, los jefes de Estado Mayor de Defensa de los países aliados se reunirán en Bruselas para pasar en revista la operación en Libia por primera vez desde que asumieron el total control de la misión, el pasado 31 de marzo.

DOCH