La OTAN destruyó hoy las oficinas del líder libio Muammar Gaddafi en una de sus incursiones aéreas, un ataque "cobarde" que en realidad fue un intento de asesinato del dirigente del país norafricano, dijeron sus allegados.

El bombardeo ocurrió en los primeros minutos de este lunes sobre la residencia de Gaddafi en la capital Trípoli y dejó 15 heridos de gravedad dentro del total de 45 registrados, según fuentes gubernamentales libias retomadas por la prensa internacional.

Se ignora si bajo los escombros hay más víctimas, en lo que en realidad fue un intento de asesinato de Gaddafi, dijo a la televisión española Ibrahim Mussa, vocero gubernamental, mientras la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) no difundía aún información sobre el ataque.

Imágenes de televisoras europeos mostraban ruinas de edificios así como un salón semejante a uno de recepciones con daños, que de acuerdo a la BBC, habría sido el que Gaddafi empleó para recibir a una delegación de alto nivel de la Unión Africana (UA).

Las fuentes libias y los reportes de prensa internacional omitieron precisar si Gaddafi, alguno de sus familiares o colaboradores cercanos, habían sido afectados por el bombardeo.

DOCH