Estambul. La Organización de las Naciones Unidas revocó ayer una invitación que había hecho a Irán para asistir a una conferencia de paz crucial sobre Siria en Suiza, que culminó un día de caótica diplomacia internacional, en el que Estados Unidos se opuso a la inclusión de Irán en el evento y la oposición siria amenazó con boicotearlo.

Bajo una intensa presión estadounidense, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, rescindió ayer por la tarde la invitación a Irán, emitida tan sólo 24 horas antes, bajo el argumento de que Irán falló en aprobar los términos en los que se efectuaría la conferencia.

Según el portavoz de Ban, Martin Nevirsky, el Secretario General había recibido garantías de que los funcionarios iraníes aceptaban los términos, expuestos en lo que se conoce como el comunicado Ginebra 1, acordado por Rusia y Estados Unidos en el 2012. No obstante, las declaraciones iraníes de ayer indicaron que Irán no aceptó los términos, que especifican que el propósito de la conferencia es negociar una transición del poder en Siria.

En una serie de reuniones y conversaciones telefónicas, altos funcionarios iraníes aseguraron al Secretario General que Irán entendía y apoyaba la base y el objetivo de la Conferencia, incluido el Comunicado de Ginebra , indicó Nevirsky en un comunicado leído a la prensa en Nueva York.

El Secretario General está profundamente decepcionado por las declaraciones públicas iraníes, las cuales no son del todo coherentes con dicho compromiso .

El anuncio se produjo después de un día de intensa diplomacia en el que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, presionara personalmente a Ban para que revocara la invitación, y en que la oposición de Siria advirtiera que no asistiría si Irán estaba presente, lo que puso en peligro un evento que ha visto ocho meses de negociaciones, con el fin de que se logre llevarlo a buen término.

La conferencia de paz seguirá adelante el miércoles con los ministros de Exteriores de más de 30 naciones y continuará más tarde en la semana con las conversaciones entre los negociadores del presidente sirio, Bashar al-Assad, y los representantes de la oposición.