Naciones Unidas.- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reportó hoy un "alarmante" deterioro de la seguridad en Afganistán en los últimos cuatro meses, con un alza de 94 por ciento en el número de ataques con bomba respecto al mismo lapso de 2009.

La violencia, principalmente en el sur de ese país, amenaza cualquier avance hacia la estabilidad en Afganistán, aseveró el informe del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, presentado esta semana al Consejo de Seguridad del organismo y difundido este sábado.

Refirió que continúan en aumento los ataques indiscriminados contra miembros y funcionarios del gobierno, civiles y las fuerzas militares internacionales, así como la incidencia de los atentados con explosivos y acciones suicidas.

En promedio, los ataques suicidas con bombas se duplicaron respecto al año pasado, al registrarse tres a la semana, la mitad de ellos en el sur afgano, lo cual demuestra una capacidad creciente de los grupos locales vinculados a la red Al Qaeda, agregó.

Los asesinatos de civiles se han incrementado 45 por ciento respecto al año pasado, a una tasa de siete casos por semana, refirió.

En su reporte, Ban indicó que las operaciones militares contra los combatientes del movimiento Talibán y la red Al Qaeda también se han incrementado, aunque lamentó que Afganistán continúe inestable a pesar de la mejora en el desarrollo de las fuerzas de seguridad afganas.

"La situación general de seguridad de Afganistán no ha mejorado" desde el último informe de marzo pasado, dijo y añadió que a pesar de esto, Afganistán se prepara para las elecciones de septiembre próximo.

El reporte del organismo mundial fue dado a conocer en momentos en que las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) llevan a cabo una importante operación en la provincia de Helmand.

BVC