Dubai / Viena.- Inspectores nucleares de Naciones Unidas llegaron el martes a Irán para visitar una mina de uranio, reportaron medios iraníes, como parte de un pacto de cooperación destinado a aliviar la preocupación internacional sobre el programa atómico del país.

La planeada inspección del miércoles a la mina Gchine en el sur de Irán será la primera de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés) al lugar desde 2005.

Permitir que la agencia nuclear de la ONU -que está investigando acusaciones de que Irán realizó pesquisas sobre una bomba atómica- vaya a Gchine era uno de los seis pasos concretos acordados bajo el acuerdo del 11 de noviembre con la IAEA.

"Los inspectores han llegado a Teherán para realizar una visita a la mina de Gchine", dijo Behrouz Kamalvandi, portavoz de la Organización de Energía Atómica de Irán, según la agencia de noticias Fars.

La IAEA no estaba inmediatamente disponible para realizar comentarios. Su director general dijo la semana pasada que la visita a Gchine ocurriría "en los próximos días".

El acuerdo entre la IAEA e Irán es diferente al alcanzado el 24 de noviembre entre la república islámica y seis potencias mundiales para controlar el programa nuclear iraní a cambio de un alivio limitado de las sanciones que han afectado su economía. Ese pacto entró en vigencia el 20 de enero.

Ambos acuerdos muestran una rápida mejora en las complicadas relaciones de Irán con el resto del mundo, gracias a la elección del moderado Hassan Rouhani como presidente, bajo la plataforma de terminar con el aislamiento del país.

Irán se ha movido rápido desde la asunción de Rouhani en agosto para mejorar las relaciones con Occidente después de años de enfrentamientos bajo su antecesor de línea dura, Mahmoud Ahmadinejad. Teherán niega acusaciones de que esté buscando desarrollar una bomba atómica.

Como primer paso del acuerdo entre Irán y la IAEA, los inspectores de la ONU visitaron en diciembre la instalación de producción de agua pesada de Arak, una planta que está vinculada con un reactor cercano en construcción que Occidente teme podría generar plutonio para bombas nucleares una vez operativo.

mac