Bogotá. El representante en Colombia de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland, condenó el atentado ocurrido el miércoles pasado en el puerto de Tumaco, que dejó nueve muertos y 71 heridos.

En la ONU estamos basados en los principios y Colombia es un Estado miembro, entonces, cuando hay violaciones de los principios siempre hay denuncia y esta debe ser enérgica porque afecta a civiles inocentes , indicó Howland en declaraciones a la prensa.

Presuntos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) estallaron el miércoles pasado una moto-bomba frente a la estación de Policía de la terminal marítima de Tumaco, que también causó cuantiosos daños en los alrededores.

En el contexto de un conflicto siempre se van a registrar violaciones del derecho internacional humanitario, lo cual siempre será condenado por la alta comisionada para los derechos humanos, sostuvo Howland.

Explicó que el papel de ese organismo internacional es el de observar el desconocimiento de esas normas y trabajar con la sociedad civil y el gobierno colombiano para superarlas .

EISS