Ginebra.- El Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pillay, recibió con beneplácito la noticia del proceso a que será sometido el ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt por cargos de genocidio y crímenes contra la humanidad cometidos durante su mandato 1982 y 1983.

La época en la que el ex dictador estuvo al frente del gobierno "es en la que algunas de las peores atrocidades ocurrieron en el país", declaró la portavoz del ACNUDH, Ravina Shamdasani.

"Su procesamiento envía una clara señal a Guatemala, América Latina -y más allá- con respecto a que la impunidad por las violaciones de los derechos humanos no debe ser tolerada", subrayó.

"Los autores de torturas, ejecuciones extrajudiciales y otros crímenes que se cometen en la actualidad harían bien en reflexionar sobre esta tendencia creciente hacia la justicia y la rendición de cuentas", sostuvo Shamdasani.

La víspera, la justicia de Guatemala ordenó procesar por delitos de genocidio y crímenes de guerra al exdictador José Efraín Ríos Montt, aunque le concedió arresto domiciliario debido a su avanzada edad.

La jueza Carol Patricia Flores, titular del Juzgado Primero de Mayor Riesgo del país centroamericano, fijó a la Fiscalía un plazo de dos meses para que concluya su investigación y reúna todas las pruebas, tras lo cual decidirá la fecha para el inicio del juicio en contra del militar.

RDS