Naciones Unidas.- Luego de casi tres años, el conflicto en Siria ha causado que 9.3 millones de personas requieran de ayuda humanitaria de emergencia para sobrevivir y que se registren ya las primeras muertes por desnutrición, asentó la ONU.

Estoy particularmente preocupada por los informes de muertes por desnutrición , destacó la coordinadora de la Oficina de Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés), Valerie Amos, tras una visita a Siria.

En un comunicado, Amos asentó que la grave situación de muchos sirios se debe a que tanto el gobierno como grupos de la oposición han bloqueado el acceso de la ayuda humanitaria a comunidades afectadas por el conflicto.

Llamó por ello a la comunidad internacional, a escasos dos días de la conferencia de donantes para Siria, programada para el 15 de enero en Kuwait, a redoblar su ayuda para la población siria que subsiste en condiciones desesperadas.

Muchas familias están viviendo en edificios abandonados, escuelas o en albergues improvisados, sin alimentos suficientes, agua limpia o medicinas. Debemos ayudarlos a sortear este muy frío invierno , instó Amos.

Durante su visita a Siria, Amos también se entrevistó con representantes del gobierno, a quienes urgió a reducir el impacto de la violencia en la población civil, como cuando decretaron ceses al fuego en Homs y los suburbios rurales de Damasco para permitir la evacuación de personas.

El conflicto en Siria, que comenzó en marzo de 2011, ha causado la muerte de más de 100,000 personas y que casi la mitad de la población en ese país requiera ayuda humanitaria de emergencia, de acuerdo con la ONU.

Una cumbre prevista a partir del 22 de enero en Suiza pretende por primera vez reunir a las partes en conflicto, así como a las potencias mundiales, con el fin de poner fin a la violencia en ese país del Medio Oriente.

mfh