El Consejo de Seguridad de la ONU acordó en forma unánime este sábado enviar 300 observadores a Siria para supervisar el alto el fuego ya seriamente comprometido.

Los 300 observadores militares no armados deberán ser desplegados "rápidamente" y "por un período inicial de 90 días". Sin embargo, antes será necesario que el secretario general de la ONU Ban Ki-moon determine si "la consolidación" del alto el fuego permite este despliegue.

JSO