Washington. Un informe preparado para el Senado que proporciona el análisis más extenso, hasta el momento, de la intromisión rusa a la política estadounidense, apunta que la campaña rusa utilizó las principales plataformas de medios sociales: Facebook, Twitter, Youtube, Instagram Tumblr y Pinterest, para transmitir en palabras, imágenes y videos un evidente apoyo al presidente Trump.

El informe, cuyo borrador fue obtenido por The Washington Post, es el primero en estudiar millones de publicaciones proporcionadas por las principales empresas de tecnología al Comité de Inteligencia del Senado, encabezado por el senador republicano Richard Burr, y el senador demócrata Mark Warner. El pánel bipartidista no se ha manifestado sobre el documento que analiza información que data de varios años hasta el 2017, pero planea hacerlo público junto a otro estudio esta semana.

La investigación, realizada por el Proyecto de Propaganda Computacional de la Universidad de Oxford en colaboración con Graphika, una firma de análisis de redes, ofrece nuevos detalles sobre cómo los rusos que trabajan en la Agencia de Investigación de Internet de Rusia, a la que los funcionarios estadounidenses han acusado de delitos penales por interferir en la campaña del 2016, hicieron que los estadounidenses se interesaran por momentos políticos clave.

“Lo que está claro es que todos los mensajes buscaban claramente beneficiar al Partido Republicano y específicamente a Donald Trump”, indica el informe.

“Los principales grupos que no apoyaban a Trump recibieron mensajes que intentaban confundir, distraer y finalmente disuadirlos en su voto”, expone.

De acuerdo con el informe, la campaña rusa puso empeño en activar el debate sobre el derecho de portar armas y la inmigración entre conservadores, al tiempo que minaron la participación de los votantes afroamericanos de izquierda al socavar su fe en las elecciones y difundir desinformación. Muchos otros grupos (latinos, musulmanes, cristianos, la comunidad LGBT, liberales y veteranos) también recibieron desinformación por parte de los rusos con el objetivo de ayudar a Trump a ganar la presidencia.

La campaña rusa también utilizó cuentas de correo electrónico de Yahoo, el servicio Hotmail de Microsoft y Gmail de Google para su objetivo.

El informe expresó una fuerte preocupación por la amenaza que representan las plataformas sociales para influir en el ámbito político de toda una nación y advierte que las empresas, que alguna vez se consideraron como herramientas que propiciaron la liberación del mundo árabe y en otros lugares, ahora representan una amenaza para la democracia.