Berlín. La designación de la ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, a la cabeza de la Comisión Europea provocó un nuevo revuelo en la frágil coalición gubernamental de la canciller Angela Merkel, debido a que sus socios socialdemócratas la consideran poco competente, incluso algunas voces se muestran a favor de la disolución del gobierno.

Merkel pareció aliviada y satisfecha con el nombramiento la noche del martes en Bruselas, pero en Alemania la nominación de la ministra de Defensa, que junto con los demás designados debe ser aprobada por el Parlamento Europeo en los próximos días, apunta a una crisis entre los tres partidos que conforman la actual coalición de gobierno.

Esa coalición la integran la Unión Cristiano Demócrata de la canciller federal Angela Merkel —el mismo de von der Leyen— la Unión Social Cristiana con ascendiente sobre todo en la región de Bavaria, y el Partido Socialdemócrata, usualmente antagónico de los dos anteriores.

Cuestionamientos

En primer lugar no es bien recibido el proceso, considerado poco “democrático”, del nombramiento de Von der Leyen, de 60 años, quien no fue candidata a las elecciones europeas.

Merkel y sus socios “anularon las elecciones europeas. No importa quién gane, los jefes hacen lo que quieren”, señaló Bild, el diario más leído de Alemania.

Sin lugar a dudas, los más molestos son los aliados socialdemócratas de la canciller, obligada a abstenerse de votar entre los dirigentes europeos para la designación de su ministra.

En medio del desconcierto en las encuestas y claramente derrotados en las europeas, los socialdemócratas soñaron con ver al holandés Frans Timmermans conquistar la comisión.

El expresidente del parlamento Europeo Martin Schulz se mostró sorprendido de que fuera nominada la “ministra más débil” del gobierno alemán para ocupar el puesto en Bruselas.

Para el exdirigente del SPD Sigmar Gabriel, este “acto sin precedentes de trampa” debería incluso ser un motivo de ruptura de la coalición, creada a sus ojos sobre la promesa de hacer a Europa más democrática.

Nueva presencia

El eurodiputado italiano David Sassoli fue elegido como presidente de la novena legislatura del Parlamento Europeo, que estará en funciones los próximos dos años y medio.

En segunda ronda de votación, el italiano logró el apoyo de 345 de los 667 eurodiputados.