El caso de una funcionaria consular india, acusada de fraude con un visado, parecía encaminarse hacia una nueva crisis ayer, debido a que su abogado y el fiscal de Manhattan que maneja el caso presentaron ambos peticiones opuestas a tribunales federales, cada una culpando a la opuesta de negociación de mala fe para resolver el problema.

El arresto el mes pasado de Devyani Khobragade, de 39 años, cónsul general adjunto de India en Nueva York, bajo los cargos de presentación de documentos fraudulentos para el visado de su sirvienta india, se ha convertido en una grave crisis en las relaciones entre EU e India, así como en una grave discordia dentro de la administración de Obama. India ha exigido que se retiren los cargos, mientras que el Departamento de Estado y los fiscales federales están en desacuerdo sobre el criterio de la detención y la forma en la que fue realizada.

Una disminución de las tensiones parecía posible el lunes por la noche, cuando Khobragade accedió a posponer durante 30 días la fecha límite impuesta por el gobierno, el 13 de enero, para procesarla. Su abogado, Daniel N. Arshack, indicó al tribunal que las comunicaciones importantes entre la parte acusadora y la defensa, así como entre otros funcionarios del gobierno podría dañarse si el límite de la acusación era cruzado.

En una respuesta presentada el lunes por la tarde, el fiscal Preet Bharara rechazó esa oferta, al afirmar que las discusiones de la declaración de culpabilidad no están en una etapa que merezca cualquier retraso en el calendario. Hemos participado en horas de discusión con la esperanza de negociar una declaración que se pueda ingresar en la Corte antes del 13 de enero , escribió. En efecto, el sábado 5 de enero, el gobierno esbozó los parámetros razonables de un alegato que podría resolver el caso, uno que la acusada no ha respondido .

El momento en el que el gobierno busca se fije acusación está en la discreción del gobierno y el acusado no puede alterar eso , abundó Bharara.

Los esfuerzos del Departamento de Estado y de India para resolver el caso diplomáticamente serían más difíciles una vez que Khobragade sea procesada.

La nueva controversia llegó al tiempo que autoridades de India manifestaron que habían descubierto casos de evasión de impuestos y otras violaciones jurídicas por parte de miembros del personal de la Embajada estadounidense en Nueva Delhi. Las autoridades advirtieron que están preparadas para hacer pública la información y actuar si el caso de Khobragade no se resuelve a satisfacción de India.