Albany.- El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, autorizó el uso de mariguana con fines médicos en su estado, el cual se convierte así en el 21 de Estados Unidos en flexibilizar la legislación sobre esta droga.

"Estableceremos un programa que permitirá hasta a 20 hospitales prescribir mariguana para uso médico", indicó el demócrata Cuomo en su discurso anual sobre la situación del estado en la capital Albany (220 km al norte de Nueva York).

Cuomo precisó que la autorización para el uso médico de cannabis tiene como objetivo ayudar paliar "el dolor y el tratamiento del cáncer y otros enfermedades graves", y responde a la opinión brindada por investigadores del sector de la salud en Nueva York.

El programa piloto "será monitoreado para evaluar la viabilidad del sistema de mariguana médica", dijo Cuomo, de 56 años y que gobierna un estado de 19.5 millones de habitantes.

El gobernador, que ya se había pronunciado el año pasado por despenalizar la posesión de 15 gramos o menos de cannabis para uso privado, firmaría un decreto, teniendo en cuenta que cuatro proyectos de ley sobre esta cuestión fracasaron en las legislaturas en los últimos años.

Su anuncio se inscribe en un marco de creciente flexibilización de la legislación sobre la mariguana en Estados Unidos.

Con Nueva York son 21 de los 50 estados del país y la capital Washington los que permiten, con diversos grados, el uso de esta droga con fines médicos.

El primer estado en autorizarlo fue California en 1996.

AVANZA ACEPTACIÓN DE LA MARIGUANA

Colorado (oeste) fue aún más lejos y desde el pasado 1 de enero permite el consumo recreativo de cannabis para los consumidores mayores de 21 años.

El estado de Washington (noroeste) votó una medida similar que entrará en vigor en la primavera boreal.

En octubre, por primera vez en un sondeo de Gallup, una mayoría de estadounidenses - 58% - se declaró a favor de la legalización de la mariguana.

Otro estudio, del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA, por su sigla en inglés), del gobierno federal, encontró que el 39.5% de los estudiantes de secundaria de Estados Unidos considera la mariguana como perjudicial, por debajo del 44.1% de hace un año.

En mayo pasado, la Organización de Estados Americanos (OEA), que reúne a todos los países del continente excepto Cuba, publicó un informe en el que invita a considerar una eventual legalización de la mariguana como forma de lucha contra el narcotráfico.

Y el 10 de diciembre, el Senado uruguayo aprobó una ley que legaliza la producción y la venta de mariguana en el país, que pasarán a ser controladas por el Estado cuando se aplique en el transcurso del primer semestre de 2014.

La decisión del gobernador Cuomo llega por otra parte en un momento interesante en la política neoyorquina, con la llegada del también demócrata, y situado más a la izquierda, Bill de Blasio a la alcaldía de la ciudad más grande de Estados Unidos.

Cuomo, cuyo mandato concluye a fines de año, aún no ha anunciado oficialmente si buscará la reelección en los comicios previstos el 4 de noviembre próximo, aunque todo indica que así ocurrirá.

El gobernador ha sido mencionado además como un posible candidato presidencial de su partido para 2016, al igual que su homólogo republicano moderado de Nueva Jersey, Chris Christie, quien recientemente autorizó el uso de la mariguana para fines médico bajo un estricto control.

nlb