Seúl.- Seúl confirmó el viernes que Corea del Norte disparó el día anterior cuatro misiles Scud de corto alcance hacia el mar, al parecer en protesta contra las actuales maniobras militares que efectúan Corea del Sur y Estados Unidos, a las que Pyongyang describe como el ensayo para una invasión.

Sin embargo, es previsible que el lanzamiento de los misiles no exacerbe las tensiones porque Corea del Norte efectúa de manera rutinaria pruebas con cohetes de corto alcance y ha buscado recientemente mejorar sus vínculos con Corea del Sur en lo que analistas foráneos consideran es un intento para atraer la inversión y asistencia extranjera que Pyongyang tanto necesita.

Ambas Coreas, de ideología rival, efectuaron este mes las primeras reuniones de familias separadas por la Guerra de Corea en más de tres años.

Los cuatro misiles con un alcance de más de 200 kilómetros (unas 125 millas) cayeron el jueves en aguas frente a las costas norcoreanas.

Tras el análisis de la velocidad y trayectoria se determinó que fueron misiles Scud, declaró el viernes un portavoz del Ministerio de Defensa de Corea del Sur, Kim Min-seok.

Las autoridades surcoreanas de Defensa también confirmaron las versiones de que Corea del Norte disparó hace una semana otros cuatro misiles de corto alcance KN-02 que cayeron en el mar a unos 100 kilómetros (62 millas) de la costa este.

Kim dijo que las autoridades surcoreanas no revelaron los lanzamientos del viernes anterior porque Corea del Norte efectúa con frecuencia pruebas de disparos de misiles con alcance menor a 100 kilómetros.

Sin embargo, Kim dijo que los misiles tipo Scud, que tienen capacidad de alcanzar cualquier punto de Corea del Sur, representan una amenaza a la seguridad y los disparos del jueves fueron los primeros con ese tipo de cohetes desde 2009.

La península coreana continúa técnicamente en conflicto debido a que la Guerra de Corea librada de 1950 a 1953 concluyó con un armisticio, no con un tratado de paz.

Estados Unidos tiene destacados unos 28,500 efectivos en Corea del Sur para disuadir cualquier posible agresión proveniente de Corea del Norte.

nlb