Desde hace décadas la titularidad en embajadas, consulados y misiones han sido otorgadas a personas que no son miembros del Servicio Exterior Mexicano (SEM), una práctica que a la fecha provoca cuestionamientos y críticas a pesar de su legalidad.

Tras los nombramientos más recientes para dirigir el consulado de Estambul, Turquía, y la embajada de Belice por parte de las inexpertas en el campo diplomático, las periodistas Isabel Arvide y Martha Zamarripa, el tema revive la importancia de que los cargos para representar a México en el exterior sean ocupados por diplomáticos de carrera y no por su afinidad a un gobierno.

La diputada María del Pilar Lozano Mac Donald consideró que se necesita experiencia diplomática para representar a México en cualquier país porque no es una labor fácil, además de que es importante impulsar al país a nivel internacional.

“Se necesita la experiencia y gente que haya estado en cargos parecidos que sepa de lo que se trata la diplomacia. Para quien va a representar a México en el exterior es muy importante crecer la relación bilateral, abrir nuevos mercados, no solamente que se quede en los ámbitos culturales, intercambios educativos, es importante el tema económico, eso es fundamental”, dijo.

Enfatizó que es un gran reto representar a México en el exterior por lo que es lamentable brindar un consulado o una embajada como premio pues la diplomacia no es eso.

En cuanto a la dirección de Protección de Mexicanos en el Exterior, la militante del partido Movimiento Ciudadano reiteró que es fundamental designar a alguien que tenga la sensibilidad para entender cuál es la situación de nuestros connacionales en Estados Unidos, además de saber afrontar retos.

Para Aribel Contreras, analista y académica en la Universidad Iberoamericana, a pesar de que algún titular de una embajada o consulado no sea de carrera diplomática deben ser capaces de sumar y construir puentes diplomáticos.

“Desconocemos las razones y compromisos políticos que existen para que estos movimientos se tengan que dar y no estén fuera de la ley. Se necesita gente que sume. Actualmente hay embajadores que no son de carrera pero han hecho una extraordinaria labor en favor de México. El trabajo de los no diplomáticos se verá con el tiempo”, opinó.

Un Servicio Exterior Mexicano justo

La académica reconoció que actualmente se pone mucha atención en no permitir discriminación, clasismo ni sexismo para poder ser miembro del SEM, por lo que se debe mantener el foco en esta práctica para permitir injusticias como en el pasado.

[email protected]