La Paz. Los principales partidos y plataformas civiles de Bolivia anunciaron su oposición a que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) autorice la candidatura de Evo Morales al Senado, al filo del plazo para que el expresidente complete un trámite administrativo.

A Morales le falta presentar una prueba de residencia permanente en el país durante los últimos dos años, algo que sus adversarios esgrimen que no puede hacer porque en noviembre partió al exilio en México y luego se refugió en Argentina.

El excandidato de derecha Óscar Ortiz anunció que “apenas (el TSE) abra el periodo de impugnaciones, estaremos presentando la impugnación” contra Morales. Además de incumplir ese requisito constitucional, Morales “no es un candidato que merezca estar en el Senado para refugiarse de todos los abusos que cometió”, aseveró.