Un grupo de niños palestinos envió una carta a al secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, para que éste, en su calidad de secretario general del organismo que vela por la relación cordial entre las naciones, medie entre ellos y las autoridades israelíes por la devolución un balón de futbol.

Días atrás, el grupo de niños dejó ir su balón hacia el territorio de la ciudad de Kafer del Sur, en el distrito de Tulkarem, el cual es controlado por el gobierno de Israel.

Todo comenzó cuando uno de los infantes, Amir, golpeó con mayor fuerza el balón mientras jugaban y éste rodó hacia el territorio bajo jurisdicción israelí.

Se trata de tierras confiscadas por las autoridades israelíes para construir la barrera de separación (de Cisjordania) a través de su aldea", luego que existe una división con alambrados entre la zona palestina e israelí, explicó la agencia Ma´an.

Debido a este alambrado y que vieron prácticamente imposible la recuperación del balón por sus propios medios, fue que el grupo de niños hizo llegar su carta a Ban Ki-Moon.

nlb